Innovación e igualdad de oportunidades: dos pilares de la Universidad de San Andrés

Formar a los profesionales del mañana es hoy para las universidades una tarea mucho más compleja que antes. Por un lado, porque las nuevas tecnologías van creando la demanda de roles y trabajos impensados tiempo atrás. Pero, además, porque más allá de los contenidos que conforman el corpus teórico de una carrera, el paradigma actual de liderazgo requiere de ciertas habilidades interpersonales que no suelen formar parte de la enseñanza tradicional. En este sentido, la Universidad de San Andrés se ha convertido en una punta de lanza académica, con propuestas innovadoras para forjar a los talentos del futuro.


“El principal desafío es cómo formar a los estudiantes para profesiones que todavía no existen o que van a quedar totalmente reconfiguradas en los próximos años”, dice Lucas Grosman, rector de la Universidad de San Andrés. Esto significa que quienes arrancan una carrera hoy, tras haber culminado sus estudios secundarios, seguramente se encuentren con un mundo totalmente diferente cuando se gradúen o les toque ejercer profesionalmente. “Las universidades estamos obligadas a tratar de identificar tendencias y a anticiparnos a esos cambios para que la formación de nuestros alumnos no sea obsoleta”, agrega.


¿Cómo preparar entonces a los jóvenes para ese futuro? En la Universidad de San Andrés vienen trabajando en tres ejes principales. El primero de ellos es promover una formación centrada en el análisis crítico. “Aprender a pensar, no a repetir”, sintetiza Grosman. Un segundo pilar es la interdisciplinariedad, es decir que los estudiantes sepan ver la realidad desde distintos ángulos. Para ello, cuentan con el Ciclo de Fundamentos, un núcleo de materias comunes para todas las carreras con el que se busca que los alumnos adquieran esa amplitud de enfoques. Y, por último, está la innovación. “Conscientes del riesgo de obsolescencia, tratamos de estar un paso adelante tanto en los contenidos como en las metodologías de enseñanza”, señala el rector de San Andrés.


Año a año la institución fortalece su compromiso en brindar una educación de excelencia y reafirma su convicción de igualar oportunidades a jóvenes de todo el país mediante su ambicioso Programa de Becas y Asistencia Financiera.


Con más del 50% de los alumnos becados, la Universidad de San Andrés se constituye como una de las instituciones de enseñanza superior con el mayor porcentaje de estudiantes becados del país, convirtiéndose en una universidad plural, diversa y heterogénea que prioriza el talento y la vocación de estudio por encima de los recursos económicos.


Con carreras pioneras, mucha inversión tecnológica y nuevas herramientas digitales, la Universidad de San Andrés continúa cumpliendo con ese objetivo fundacional de formar personas que creen que cambiar el mundo es posible.

Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square